La Khamilia

Más allá de la música

Una curiosidad etnológica en el Sur de Marruecos

A pocos kilómetros de Dar Mari, se encuentra una población habitada exclusivamente por los Gnawa, descendientes de los esclavos de diferentes lugares de África Subsahariana que a lo largo de los siglos los gobernantes de las actuales Argelia y Marruecos destinaron a sus ejércitos y a la construcción de ciudades y fortalezas.

Su música y sus bailes iban más allá de un simple entretenimiento, se utilizaban como forma de curar el alma, expulsar a los demonios y sanar enfermedades. Sus canciones se conocían como los Gnawa, y dieron nombre a los descendientes de estos esclavos, un pueblo sin un origen determinado con la música y la esclavitud como elemento cultural común.

La música Gnawa

Vivir un concierto de música Gnawa es entrar en trance, dejarse llevar y sentirse invadido por los sentidos. La forma habitual de disfrutar de esta música es acercarse al pueblo de Kamilia. En su sede, decenas de músicos disponen de una sala de conciertos repletas de curiosidades características de su cultura. Existen dos formaciones conocidas en la zona, Les Pigeons Du Sable, cuya fama traspasa las fronteras de Marruecos, y los Bambara. Son habituales en las programaciones de festivales culturales de todo el mundo, representando el folklore de su comunidad.
La otra forma de vivir esta música, recomendada encarecidamente desde Dar Mari, es organizar el concierto en casa, una cena con espectáculo broche final a cualquier jornada. Más que un concierto de música, alimento para el alma.

  • La Khamilia- Posibilidad de ver un concierto en La Khamilia
    - Posibilidad de disfrutar del concierto en Dar Mari
Pedir más información