Paseo en dromedario

El dromedario como el icono del desierto

El dromedario, el icono del desierto

Si hay alguna imagen asociada al desierto, es sin duda el dromedario. Desde tiempos inmemorables, han sido utilizados por los habitantes del desierto, para el transporte de personas y mercancías. Se trata de un animal perfectamente adaptado al entorno por su resistencia a la ausencia de agua y su particular anatomía.

Un viaje sensorial

Las excursiones en dromedario son una actividad obligada en Merzouga. Cada año, miles de personas se desplazan hasta Merzouga con el objetivo de adentrarse en el desierto a lomos de un dromedario, rememorando las antiguas caravanas nómadas.

La Gran Duna es conocida por todos en la zona y el destino habitual de estas excursiones. El atardecer es el momento idóneo para emprender este viaje sensorial, que empieza con los últimos rayos de sol generando una diversidad cromática en la arena.

Los dromedarios te dejarán a pocos metros de la cima, donde deberás emplearte a fondo para coronar la Gran Duna. Estarás en el punto más alto de Merzouga, un gigante de arena en mitad de la Hamada que te mostrará un horizonte infinito. Esta imagen perdurará en tu memoria para siempre.

De regreso, al anochecer, te verás envuelto en un completo silencio sólo roto por el sonido del viento y las pisadas de los dromedarios en la arena. Una experiencia única.

  • Paseo en dromedario- No necesaria experiencia ni conocimientos previos
    - Recomendable practicar al atardecer
    - Logística a cargo de Dar Mari
Pedir más información