Proyecto Dar Mari

Todo nace por el amor de una familia por el lugar y sus gentes

Así empezó todo…

El Proyecto Dar Mari nace del amor de una familia por el lugar y sus gentes. Allá en el año 2.000, Merzouga, situada en la antesala del Sáhara, nos acogió entre la inmensidad de sus paisajes y la cercanía de sus habitantes. Desde ese momento, sólo tuvimos un sueño en mente, formar parte de ella y darla a conocer.

Espíritu de Proyecto

A base de creer, de seguir soñando, de amar, vimos cómo ese sueño se hizo realidad. Dar Mari es  una casa, tu casa. No es sólo un lugar para albergar visitantes, sino un lugar de encuentro donde compartir, donde convivir. Un espacio íntimo, donde realizar actividades y talleres culturales que nos acerquen a la realidad de Merzouga.

A dónde vamos

Si algo tenemos claro en Dar Mari es que queremos formar parte del futuro de Merzouga. Pero como ocurre en el desierto, no hay caminos rectos, ni destinos concretos. Tan sólo una estrella que nos guía.